Y ¿Qué hago yo con esta tela?

Pensé al ver la tela tan blanca, tan, tan blanca. La veía de entrada ya bien manchada de chocolate, tierra, musgo, lava, polvo de meteorito… lo que fuera. Así que se quedó en el cajón de las telas sin proyecto a corto/medio plazo.

Pasó el tiempo (los meses) y la tela seguía ahí, mirándome con carita de pena perdida. No es que yo sea la Juana de Arco de las causas perdidas pero vi un día a los delfines rosas con más cariño y  se me encendió la bombillita. Voy a hacer un vestido para mi hija. Con dos buenos ovarios voy a hacer un vestido blanco para mi hija. También voy a preguntar en internet como quitar manchas difíciles de manera infalible.

El proyecto lo saqué de mi archivo fotográfico mental. Cada vez que compro una revista de costura hago un archivo mental de cada modelo. Todos están en mi cabeza bien apretujaos. Patino un poco en qué revista he de buscarlos luego pero el modelo queda fichado por el resto de los días en mi base de datos costuril maternal.

Vestidos seleccionado de la revista Ottobre design 3 /2016. Modelo Faded Spots.

El patrón Faded Spots es con cremallera pero… resulta que me lié con la cremallera y el forro. Yo confieso. No sabía cómo demonios ponerla. En mi cabeza el rompecabezas no cuadraba así que plan B. En vez de cremallera sería un vestido abotonado.

Quitando el momento cremallera el vestido se cose rápido.

Y resulta que ahora esos delfines rincones rosados van y me encantan. Una tela aburrida por meses y ahora me tiene tonta perdida. Le he puesto el vestido mucho y más.

Y resulta que ahora esos delfines rincones rosados van y me encantan. Una tela aburrida por meses y ahora me tiene tonta perdida. Le he puesto el vestido mucho y más.

A contraste lleva una braguita en color verde.

El patrón está también sacado de la misma revista (modelo Tini Toes). Ampliada la talla a ojo  y con una buena dosis de fe.

Tenía yo ganas de lazo. El patrón original lleva lazos de la misma tela pero yo simplifiqué el camino. Dos buenos lazos de raso a contraste y au! Cosidos a mano. Llegué a plantearme coserlos a máquina pero sabía que iban a quedar fatal. No me quedaba otra que coger la aguja. Odio coser a mano.

Pues eso: de una tela que ni fú ni fá un vestido que me enamora. Incongruencias a la hora de coser.

¿Quién no ha tenido una incongruencia de este tipo?

Enlazo con fans de la Ottobre y con Menuda inspiración de la Pantigana.

2 comentarios

  1. Pues menos mal que la usaste….es preciosa!
    Ha quedado un vestido BLANCO preciosísimo!
    Muy bien resuelto el jaleo de la cremallera, queda muy bien con los botones 😉
    Muchas gracias por enlazar en Fans de Ottobre, nos encanta ver vuestras costuras.
    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.