De verdad que aquí no hay planning ni previsión ni despertador mañanero que valga. Da igual levantarme media hora antes para evitarlo. Da lo mismo. Siempre va a pasar igual.

Me boicotean la salida de casa. Mis pequeños querubines buscan la manera de liarla parda y salir tarde, a destiempo, y conmigo rechinando los dientes y bufando como un toro. Con un estrés mañanero maternal nivel tsunami interno

ARGGGGGGG

En serio. Sufro estrés mañanero maternal. Cuando no es Juana, es la hermana. Sujeto A no se quiere vestir, Sujeto B no quiere desayunar, sujeto A se da cuenta de que está enfadada con el mundo, sujeto B decide tomarse la vida con calma a escasos 10 minutos de perder el bus escolar. Sujeto A quiere llevar un juguete, sujeto B dice que ese juguete no lo puede llevar. Sujeto A llora. Sujeto B aprovecha el despiste y le quita el juguete a sujeto A que sigue llorando, of course. Sujeto A decide llorar más fuerte y gritar un poco. Sujeto B triunfante dice que él si llevara el juguete. No hay más juguetes en el mundo…

Oh my God. Me he levantado antes, nos hemos levantado antes,  los he levantado antes, hemos levantado antes a los vecinos y para lo único que ha servido es para alargar la trifulca mañanera entre mis lindos querubines. Al final hemos salido de casa corriendo, igual que los días que nos levantamos tarde. Nos hemos montado en el coche corriendo y por llevar una velocidad adecuada sabiendo que posiblemente perderíamos el bus he ido mentalmente contando hasta mil.  Aprovecho para   explicar a sujeto A y sujeto B que no pueden estar todo el día a la gresca. Sujeto a y sujeto B no me escuchan ¡pa´qué!  Van jugando alegremente. Los dos hermanos se han reconciliado y se querían a rabiar. Yo con más estrés que un broker en walt Street en 1929. Sin desayunar y con cara de pocos amigos observando como la abuelita que conduce el coche que va delante de mi va a 10 km por hora y se para en la carretera a saludas a una amiga. Me cago en todo lo que se menea.

Hemos llegado al bus in extremis total. Yo con cara de loca, despeinada y creo que con un tic nervioso en el ojo por el estrés matutino que me pillo. Cada mañana. Ca-da ma-ña-na.

Luego la dentista me dice que tengo estrés tensiones en la mandíbula. ¡JA!

Me acuerdo de Michael Douglas en los 5 primeros minutos de la película Un día de furia. 

Yo podría ser la protagonista 😉

OOMMMMMMMMMMMM
OOMMMMMMMMMMMM (imagen sacada de Don Google)

 

4 respuestas

  1. Madre mía ,si es que a veces parece que cuanto más pronto te levantas,más tiempo pierdes. Pobrecilla. Lo de las peleas es un clásico entre hermanos,pero aún así te recomiendo echar un ojo al libro «como atenuar la rivalidad entre hermanos», es muy ameno y da unos cuantos trucos.
    Un beso y piensa que ya están aquí las vacaciones de carnaval.

    1. Mi principal problema Mar es que quiero vivir unas eternas vacaciones y un día libre entre semana me sabe a casi nada jajaja. Lo del libro me lo apunto pero ya porque se aman pero tiene una etapa ahora de enfados continuados y buscarse para chincharse. Busco el libro seguro. Muchas gracias!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.