El año pasado expuse aquí uno de mis propósitos. Decidí escribirlo y publicarlo para ver si así pesaba más en mi conciencia y no lo olvidaba a la primera de cambio.

propósitos año nuevo

El propósito lo cumplí, y lo cumplí con creces. Una mudanza de por medio “ayudó” a deshacernos de muchas cosas que íbamos arrastrando en la vida sin saber muy bien porqué.

Este año tengo tres propósitos. Tres propósitos sencillos pero a la vez muy complicados ya que requieren una serie de cambios estructurales y familiares que sí o sí tendremos que acometer. Ahí van:

Estos son mis propósitos de año nuevo

1.- Quiero disfrutar más de la familia. De los cuatro. Esto significa que principalmente dos de los cuatro vamos a tener que sacar tiempo de donde no lo estamos sacando. Obligado es disfrutar más y más juntos y hacer salidas improvisadas, que se nos dan muy bien y resultan estupendas.

2.- Comer mejor. Así a secas. No comemos mal en casa pero tenemos una propuesta sería de comer más verdura y más variado. También queremos, y esto es más difícil, no comer tanto fuera por cuestiones de trabajo. Volvemos al taper pero no al taper cutre. Ese taper tiene que estar lleno de cosas sanas y variadas. Me niego a comer a base de arroz o pasta día sí y día también entre semana. Para conseguir eso voy a tener que hacerme muy asidua a este blog y así darlechispa a la cocina.

3.- Disfrutar más de la vida. Soltarme la melena. Sí. Hace quince años vivía con la melena suelta, era libre y disfrutaba mogollón de la vida. Luego con el paso de los años entré en una rutina cómoda y hace mucho tiempo que no me desmeleno. Este año entra como propósito serio soltarme la melena y dejar de ser tan estructurada. Darle espontaneidad a mi vida.

Así de sencillo y así de complicado. No pido dinero. Pido tiempo. Tiempo para ser feliz y disfrutar de mi familia.

¿Y tú qué pides?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.