¿Puedo comer anchoas dando de mamar?  

Por esta pregunta es por la que muchas veces llegan a mi blog y todo porque hace mil y más hice una entrada de lo que me gustaba la pizza napolitana y de la maldita sed que me daba luego, y esta sed sumada con la sed propia de dar de mamar en los primeros meses, me hacía vivir en la cocina por lo menos las 12 horas restantes después de darme el homenaje pizzero. ¡La alimentación durante la lactancia, eso que a algunas madres nos trae de cabeza!  

Sí, sí se puede comer anchoa y bien buenas que están… pero eso es como todo: yo puedo y a lo mejor tú no.  

Yo puedo comer anchoas, pero hubo una época en la que no podía tomar conservas ¿Qué raro no? ¿Y por qué no vas a poder tomar conservas en la lactancia?    

Esta era mi alimentación durante la lactancia. Yo no podía tomar:

alimentación durante la lactancia

Sólo podía tomar: carne fresca, verduras, fruta, pasta, arroz y determinados tipos de pescado. Por supuestísimo también fuera el marisco.

  Todo esto pasó porque el principito cuando era chiquitín se llenó de una dermatitis a tópica y no sabían qué la producía.  Estuve un par de meses comiendo así, santísima de la muerte y se le fue, luego poco a poco comencé a introducir de nuevo todos los alimentos y esa reacción no volvió.  

Realmente yo no creo que la reacción viniera por la alimentación que yo tomaba. Creo que era debido a un factor externo. A la par que quité toda esa alimentación comencé a utilizar otro tipo de crema y ropa de algodón siempre, siempre. La dermatitis nunca más volvió.  

Cuatro años después sigo comiendo de todo y de mi se alimentan dos niños.  

¿Restrinjo alimentos de forma puntual? Sí  

Por ejemplo si la niña tiene el culete escaldado o tiene diarrea no tomo naranja. Tiene mucha acidez y he comprobado que se le pone peor. Pero es mi caso y puede no ser el tuyo.  

De resto YO he comido de todo y no he tenido problemas. Intento comer sano y variado pero no es una ley de vida. Esa es realmente mi alimentación durante la lactancia.  

En la lactancia me he dado cuenta de que tu papel como madre es el que te mantiene alerta. Mi propio instinto siempre me ha llevado por buen camino.  

Suprimí los alimentos que debía suprimir pero estoy segura de que el problema no venía por ahí. A pesar de todo lo hice. Evidentemente primero había que descartarlo.También pudo ser una reacción temporal.

Realmente nunca sabré por qué se puso su piel como se puso.   Y a tí ¿Te han quitado algún alimento? ¿Notas que alguna comida que tú comes le sienta mal a tu niño? Me encantaría que nos lo contaras. Así nos podemos ayudar todas 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.