Vivo sin internet, entre cajas de embalar con cosas dentro, cajas de embalar vacías ya y cajas por llenar, con obreros en casa, con la caló, con los niños aburríos de tanta caja, tanto mueble fuera de su sitio y tanto cambio. Así vivo yo y así entramos en agosto.

Menos mal que la casa tiene jardín porque de verdad que hartura más grande.

Volveré, algún día 😉

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.