Ayer dije una súper mentiraca. De las grandes. Creo que me puse colorada y todo. Posiblemente hasta se notara. Por no discutir y comenzar una conversación que no iba a ninguna parte cogí el atajo de la vergüenza y mentí. Temita: Colecho.

Antecedentes de la historia:

El enfermero de mis niños tiene como último dato relativo al sueño de La Pequebella que duerme mal, con bastantes despertares y que duerme en nuestra habitación.

Hechos:

Ayer le toca a la Pequebella revisión. Nos vamos al pediatra y comenzamos la revisión con el enfermero que poniendo las vacunas es un genio y además es muy cariñosos. Un encanto de ENFERMERO.

ENFERMERO: ¿Cómo come?

YO: Bien, prácticamente de todo y las cantidades que ella quiere.

ENFERMERO: ¿Oye bien? ¿Responde a tus indicaciones?

YO: Sí, todo correcto

ENFERMERO: ¿Cuántas cacas?

YO: Una de media al día.

ENFERMERO: ¿Cómo duerme? 

YO: (Recordando lo bocazas que había sido el último día) Bien.

ENFERMERO: Es que yo tenía apuntado de la última vez que todavía dormía en tu habitación. ¿Ya duerme en su cuarto?

Tenía ante mí dos caminos:

Le mentí y le hice un flaco favor a todas las madres que siguen durmiendo con sus hijos. Por no comenzar una larga conversación explicándole otros estudios científicos que hablan de la importancia del colecho para mantener la lactancia materna, del apego, del respeto a las necesidades del niños y todo eso, le dije lo que él quería oír.

Le conté que la niña dormía con el hermano en su habitación para sentirse acompañada y me dijo que eso de sentirse solita pues no, que ella tiene que aprender a dormir sola. Le dije que sí que dormía del tirón y que estaba en la cuna en la habitación con el hermano. TOMA MENTIRA GORDA.

Mi Colecho. Descripción gráfica:

Me dijo que genial, que un compañero suyo, sanitario también, tenia a su hijo desde recién nacido en su habitación y que muy bien que el niño estaba estupendo y dormía toda la noche.

Yo puedo ser una mentirosa pero no mema así que le dije de muy buen rollo que pobre madre que se tiene que levantar y salir de su dormitorio para entrar en otro dormitorio para dar de mamar a su hijo recién nacido, así toda la noche… menudo sacrificio

La respuesta era obvia. El niño no tomaba pecho. ¡JA!

O sea que el niño está más solo que la una en su cuarto sin apenas tener un mes, que no toma pecho of course porque no hay madre que resista estar toda la noche pasillo arriba, pasillo abajo y ¿eso es lo ideal?

Entonces cambié de tema radicalmente pero la conversación volvió por los mismos derroteros,yo creo que él sabía que le estaba mintiendo. Me dijo que las peores cosas que él había visto era en niños que dormían con sus padres, que hacían cohecho, que se notaba mucho cuando un niño dormía sólo o no, que había niños con un problema afectivo porque no sabían diferenciar que tipo de relación tenían con sus padres porque dormían juntos, que estaban muy apegados, que justamente lo hacían los padres más guays que querían ser los más cariñosos y estaban metiendo a su hijo en un súper problema, vamos, me dijo que el colecho era malo, malo, malo, malo, malo, malo, malo, malísimo. Le faltó decirme que el asesino de Jonh Lennon fue el colecho para hacerme llorar.

Casi abro la boca para decirle que yo los fines de semana dormía con mi madre hasta por lo menos los trece años y que lo recuerdo como algo genial. Que hacía cohecho sin saber cómo se llamaba. Que dormía muy a gusto y muy feliz. Y que no estoy tarada vamos, pero me callé. No tenía ganas de pelear algo que ya estaba perdido.

También me dijo que él cuando tenga un hijo hará eso (lo de dormir sólos desde chiquitos) porque es lo mejor.

Entonces mi hija pidió teta con su voz melosa (como cuando pide teta a las cuatro de la madrugada). Yo supe que la mentira se me desmoronada por todos lados.

Es un buen enfermero, pone las vacunas súper bien, la pediatra es fantástica ,pero no entiendo porqué se empeñan en ir más allá.

Y si quieren ir más allá ¿Por qué no se informan bien?  ¿por qué no ojean literatura especializada? ¿por qué no leen tanto del tema como yo? ¿es su trabajo no? ¿Por qué carajo me quiere hacer ver que cómo él criará así a sus hijos es lo mejor, lo correcto y lo que menos posibilidades tiene de crearle un problema psicológico grave?

No estoy para nada orgullosa de no haberle hablado claramente de cómo dormimos porque si todos los padres que lo hacemos le dijéramos “oye mi hijo está sano como una manzana y duerme conmigo por esto, por esto y por esto otro” sus argumentos caerían por su propio peso, seríamos muchos explicándole cada día algo obvio.

No tenía ganas de comenzar una conversación en la que ya de entrada, por no  ser colega suya, mis argumentos únicamente basados en mi experiencia como madre no son igual de validos que los suyos, sacados de un título universitario.

Así que mentí para que me dejará tranquila. Porque yo leo, leo mucho y escucho a mis hijos. Y me equivoco, pero no soy tonta. Y mi instinto me dice que un bebé de 15 días en una habitación sólo durmiendo toda la noche del tirón no es lo natural.

Por no aguantar el sermón, que me lo llevé de todas formas, me fui a mi casa con la bola de argumentos en la garganta.

¿Ustedes que hubieran hecho?

 
 

26 comentarios

  1. Yo es que debo ser masoca,basta que sepa que alguien es reacio al colecho para que yo aproveche cualquier excusa para sacar el tema y decir que lo hago. Lo mismo para la teta o el por que lleva pañales con 21 meses.
    Mi pediatra por suerte es muy respetuosa y jamás me ha dicho nada de nada,pero es que aunque lo hiciera,le diría la verdad, que si duerme con nosotros,que si le doy teta aun y que no le voy a quitar los pañales hasta que lo vea listo. Respeto a las que no lo digáis por no discutir,entiendo que no todas vais a ser como yo que me encanta llevar la contraria,pero pienso que es mejor decir la verdad y mas en este caso que es el pediatra de mi hijo y se supone que confías en el. Por ejemplo mi suegra siempre quiere imponer su forma de criar,la ropa que le tengo que poner,los horarios que tiene que llevar etc. Se que si me callara no discutiríamos pero es que no puedo,si me callo no parará y seguirá imponiendo su criterio y el día que le diga lo contrario se ofenderá.ofenderá. Asi que prefiero dejarle claro que no estoy de acuerdo y asi se acostumbra a mi forma de ser y pasa de mi(que ya lo hace jaja).
    Admito que soy incapaz de morderme la lengua aun sabiendo que así no habría discusión .

    1. Hay no Mari chollos yo con el primero iba bastante más cañera por la vida pero sobre los ocho meses comenzamos conlas mentirijillas de las comidas. Ahora soymas pasiva con todas las indicaciones y luego hago lo que me da la gana y creo que es mejor para mis hijos. Eso sí con gente de fuera de mi entorno, con mi familia soy clara para evitar líos.

  2. Bufff te entiendo… A veces dan ganas de mentir. Yo digo la verdad, que colecho y no entro a discutir. Es que si me dicen algo ni contesto porque odio enzarzarme… Y me llevan los demonios.
    Hay veces que cansa discutir… Doy fe
    Un abrazo

  3. Yo mentía como una bellaca desde el primer día. Y así me evité desde el principio que se metiera en lo que no era las salud del niño.
    Pero aún así, en la revisión del año, me soltó que ya le podía dejar en la silla de pensar, que ya podía entender lo que era… ¿perdona?

    No tienen remedio!!!

    1. Hola mamá Merlin. Yo con el primero le mentía a otra pediatra respecto a la teta y la comida. A ella no le importaba por como durmiera El Niño peo con la comida me tenía frita! Cada niño ¿una mentira? 😛

  4. Yo también menti cuando en la guarderia me preguntaron si mi hijo duerme solo, al final apenas ahora con casi 2 años empieza a dormir sólo pero es que da patadas y cabezasos que si duermo con él no descanso, yo creo que es más hacer las cosas por instinto y si en efecto es muy apegado a mi pero no creo que le dure tanto como a mi me gustaria

  5. Hola Nuraranu ¿sabes lo que yo pensaba cuando estaba embarazada de mi primer hijo? Que el niño a los seis meses ya estaría durmiendo en su habitación (que tenía preparada antes de que naciera) A los seis meses su habitación era el cuarto de los trastos. al año y medio nos mudamos y nunca durmió allí. Sólo alguna siesta en la cuna.

    La maternidad o la paternidad lo que está claro que hace es romperte los esquemas preestablecidos. Y esa es una cosa muy buena. recetearnos siempre nos viene bien 😉

  6. Yo le habría dicho que “en mi cama no manda enfermero”… y me habría quedado tan ancha.

    Él es el que es osado e irrespetuoso por decirte a ti cómo debes vivir y no respetar que tú hagas las cosas de otra manera.
    Con mi hija no fue preciso. Puntualmente, si estaba enferma… pero ya. Mi hijo está a punto de cumplir 3 años y viene cada noche a meterse en nuestra cama.

    Cuando este señor tenga hijos, no hará lo que él decida, sino lo que de común acuerdo decida con su señora. Qué petulancia juzgar una situación sin haberla vivido. ¿Que tiene estudios? También los tengo yo. ¿Qué ha leído? ¿Quién dice que ha leído más que yo al respecto? Si tanto hubiera leído sabría que no hay verdades absolutas, que es preciso seguir el instinto y responder con amor, comprensión y empatía (y no con teorías) a las necesidades de nuestros hijos.

    Te aseguro que yo no me callo. Ya no. 🙂

  7. Yo solo te aporto un dato. Le dije a mi madre que quería dormir con mi hijo todo el tiempo que fuera necesario, y me dijo que esas cosas modernas no las entendía, que eso de colechar, que lo hiciera como mucho hasta los 4 años….. Jajajaja.

    1. Hola M. Pilar que gracioso con lo de cosas modernas!! que se lo digan a nuestros abuelos a ver dónde dormían 😉

      Saludos y gracias por pasarte por aquí

  8. saludos de primeras .Aquí una que también se metía en la cama de su madre y creo que estoy bastante cuerda yo eran les 7 se iba mi padre y como nos quedábamos las 2 solas pues si me despertaba me metía con mi madre en la cama …valla tontería…
    Después mi peque 3 años al principio durmió en su cuna pegada a la cama después de unos meses alguna toma ya nos dormíamos en la cama y hoy con 3 años colecho y a mucha honra y oigo quejarse a todas las mamas de alrededor que se despiertan 50 veces y jo como este malo toda la noche despierta pues aquí la menda y mi peque y mi marido dormimos del tirón casi casi todos los días de no ser que este muy malo pero aun así duerme por estar cerca de mama y papa… que se informen que si somos mamíferos lo somos para todo no solo para aguantar el dolor del parto o de espalda o ….

    1. ¡¡Hola Mónica!! pero es que este rollo de dormir en habitaciones independientes es de 70 años para acá. Que antes se tenían diez hijos y todos tan contentos.

      Felicidades por esas noches tan fabulosas, me das envidia que lo sepas 😉

  9. Yo colecho con mi hijo y tiene 28 meses y estamos la mar de agusto (eso sí algún pie me aparece por la mañana en mi cara) y sobre el enfermero le habría dicho la verdad, personalmente, y con educación le hubiera dicho:”que importa si colecho o no colecho, lo importante es que mi hija esté bién de salud y usd. es el encargado de advertirme cuando venimos a su consulta”.Pero creo que con determinadas personanas y en determinados momentos no se tienen ganas ni de discutir ni de dar explicaciones. Un saludo!.

    1. Sabes lo que pasa Regina que me daba la sensación de que cualquier cosilla a partir de ese momento acabaría con el tema colecho. Por ejemplo: “traigo a la niña porque estamos todos malos de gripe” respuesta: claro es que durmiendo todos en la misma habitación los virus se pasan de uno a otro y blablablabla. Así que me escapé por el atajo. Aquí paz y en el cielo gloria :S

  10. A mi es que me encanta discutir, sobre todo cuando se que tengo razón. Nunca juego en inferioridad de condiciones. Así que le hubiera dicho con una enorme sonrisa lo de puta madre que dormimos el bebé y yo. El mayor estuvo en mi cama hasta los 15 meses y ahora con 30, papi colecha con él en su cuarto. Con la peque colecho yo y tiene 12 meses. Y si, sigo con lactancia y durmiendo de coña

    1. ¡Hola Cristina! yo con mi primer hijo me subía todos los caballos de Troya. Con el segundo no, con el segundo me cuesta más entrar a discutir sobre estos temas. Al final cada uno sigue con su punto de vista y yo he perdido el tiempo y la energía. La próxima vez te llevo a la consulta 😉

  11. creo que comentarios así hacen flaco favor a las madres. mira, en mi humilde opinión, mientras respetes a tu hijo y a tu entorno, que nos importa al resto si colechas o el niño duerme solo? si das pecho o biberón? si porteas o va en carro? si tienes 1 hijo ó 5? se come purés o ya le das comida más sólida? (cuando son más mayores). Creo que si quieres colechar con TU hijo, quien soy yo, el enfermero, el pediatra o el vecino para meternos? yo no lo hago, no he colechado con mis dos hijos (bueno, puntualmente). quiere decir según tu enfermero que soy mejor madre que tu? qué cara pondría si un día vamos las dos a su consulta y le hacemos esa pregunta? estoy casi convencida q diría q no puede contestar a esa pregunta porque no nos conoce lo suficiente…. pues eso, q dejemos a cada madre actuar como mejor crea y sus circunstancias, y dejemos de hacer bandos, de dar opiniones en la q cada uno tenemos la única verdad. un médico debe recomendar ciertas pautas, porque entre otras cosas para eso recurrimos a ellos. pero entrar en esos temas me parece fuera de su lugar y de lo q le corresponde. tb te dará el enfermero su opinión sobre si debes llevard entro de unos años a tu hijo a un cole público o privado?

    1. Hola anónimo es cierto. La verdad es que es un enfermero muy bueno como digo y súper cariñosos pero luego tiene ese punto, el de ir más allá y explicarme cómo debo hacer con cosas que están fuera del aspecto puramente sanitario ¡qué se le va a hacer!

      Antes vivía en otro sitio y la enfermera también era un amor pero tenía una lucha conmigo y con mi lactancia “prolongada”.

  12. En el pueblo de señoresposo nieva mucho. Las casas eran pequeñas, es mas barato calentar dos habitaciones que cuatro, y mucho más barato calentarte con el cuerpo de tu padre-madre-herman@s que con estufas.
    Los animales de la familia, gallinas, perros y burros estaban en la cuadra pegada a la casa y también actuaban un poco como estufa, ni señoresposo ni sus hermanos tienen ningún trauma, ni está malcriados
    Los ricos tenían casas grandes y estufas, asi que podían dormir alejados los unos de los otros.
    La próxima vez que veas al enfermero preguntale si es rico.

    1. jajajajajaj a mi se me pasaron tantas cosas por la cabeza. Fíjate que me acordé de mis abuelos y su casas, pero sentía que todo iba a caer en saco roto.

      Me suena que estos nuevos traumas “colecheros” son del último tercio del S. XX. Antes andábamos bastante menos traumatizados.

      Me acordé de mucha cosas pero tú lo has descrito a la perfección. Eres un encanto Marisa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.