Es la una y veinticuatro minutos de la madrugada. En menos de siete horas tengo que estar en pie. Sé segurísimo que me despertaré como mínimo tres veces para dar de mamar a La pequebella y aquí estoy: escribiendo en mi blog.

¿Por qué lo hago? 

Es una pregunta que me hago bastantes veces, muchas más que otras más universales como de dónde venimos y adónde vamos. ¿Por qué escribo en este blog?

La primera respuesta que me surge es que escribo porque me encanta leerme. Así. Tal cual. Egocentrismo en estado purísimo. Me encanta bucear en mi blog y leer entradas de hace dos años, por ejemplo. Leerlas y volver a recordar esa historia que conté en su momento con más o menos datos. Hay detalles que ya había olvidado y releyendo el post me viene una ráfaga de memoria intensa. vuelvo a vivir mentalmente ese momento como si fuera ahora. Y eso me encanta. El turismo por mis recuerdos es una cosa que me chifla.

Luego están las fotografías. Las miro y me quedo perpleja. De nuevo una ráfaga intensa al momento vivido. Respiro y lo capturo. Casi, casi que puedo volver a oler a esos recién nacidos que salen en mis fotos. Esos bebés perfectos que me tienen todavía locamente enamorada. 

No sé ni cuantas veces habré escrito en este blog que el tiempo se me escapa entre las manos.  Veo a mis niños y los veo ya tan grandes que no pocas veces me sorprenden ¡que rápido crecer por díos!

Llevo más de cuatro años con mi maternidad. Cuatro años desde el primer embarazo, la primera barriga, las primeras sensaciones de mi preñez. Todo este tiempo ha pasado como un suspiro. Si me dicen que he hecho además de criar a mis hijos les contestaré que no me acuerdo. Sinceramente me cuesta que mi atención y esfuerzo se desvíen hacia otro lado que no sea ellos.

De alguna manera tendré que pasar todo esto que esta aquí, en el medio del todo y la nada virtual que es internet a papel físico. Quiero tener entre mis manos este trozo tan importante de mi historia. Leerlo y releerlo. Gastar hasta el papel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.