Aviso a navegantes web:
Ni el rollo de las cookies ni nada de eso.
Yo de lo que te aviso es que esta entrada es un subidón de azúcar
no apta para aburridos de la vida.
Tengo tremenda resaca de amor del día de la madre.

Ayer morí de amor. Pero morí en plan “La Dama de las Camelias”: lángida, bella y etérea.

Ayer El principito me dijo “Gracias por ser mi mamá”. Me lo dijo un millón de veces. Yo creo que estaba adocrinado por la maestra pero a mi me daba exactamente lo mismo.

Comenzó tímido y con la boca de pajarito. Casi no se le entendía.

– sdsadh hjh der mi mamá.- ¿Cómo principito que no te entiendo?
-eifgsdhj jhh ser mi mámá”.- Pare, tu entiendes lo que dice este niño que me habla con la comisura de los labios??
– kdghjas por ser mi mamá.- 
-Yo no termino de entenderte hijo.- dije mientras dejaba de espachurrarlo con el abrazo asesino que le daba a ver si así vocalizaba mejor.
– Gracias por ser mi mama.-

Desmayo. Coma mental. Subidón de oxitoxina. Pupilas dilatadas en forma de corazón… todo eso me pasó. Y sobreviví a tanto amor.

Todo eso me lo dijo sin salir de la camita. El día de por sí ya tenía que salir edulcorado. Luego llegó el regalazo hand made. Sí, sí esto lo han hecho las manitas que yo parí.

Todos al unísono:OOOOOOOOOOHHHHH.
Joyero preferido hasta la eternidad

Lo mejor de todo es que la frase mágica que me ponía tarumba la dijo un millón de veces. Por la tarde ya estaba frenético perdido y el “gracias por ser mi mamá” se extendió a toda la casa. Se lo dijo al padre y se lo dijo a la hermana.


 Gracias por ser mi papá
 Gracias por ser mi hermana

Yo en ese momento entraba en taquicardia amorosa. Lo dijo muchísimas veces.

Fue maravilloso.

Yo todavía coleo en mi resaca del amor. Este lunes nublado y feo no ha podido quitarme la sonrisa de la boca.


Este blog hop o carnaval de blogs especial del día de la madre es una iniciativa de Saioa del blog Cuentos de amatxu.


4 comentarios

  1. No me extraña que se te pusieran ojos de oso amoroso con ese amor de niño que tienes en casa. Y vaya regalo más exclusivo y preciosísimo. Que maravillosos son los días en los que morimos de amor por nuestros peques 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.