De estas tengo un millón de fotos. NO hay día que no saque una fotografía con mi móvil a la hora de mamar. Yo soy capaz de diferenciar a mis dos niños en cada una de ellas. El resto del mundo no. Ni siquiera el padre de familia. Para los demás las caras se mezclan, se mezclan las fechas, se mezclan los peleles y se mezclan los momentos.  

¿Se imaginan tener que revelarlas todas para poder verlas? Que bien que me ha venido la era digital para estos menesteres. De lo contrario no tendría fortuna que pagara el revelado fotográfico de tanto material 🙂

Y ustedes… ¿De qué tienen un millón de fotos?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.