A los bebés les encantan las etiquetas , les gustan muchas veces más que el peluche en sí. No sé qué les ven y porqué les entretienen tanto.

Se pasan las tardes metiendo sus deditos entre ellas y las  chupetean hasta triplicar su escaso peso en babas. Las adoran. Sé incluso que una mamá espabilada al darse cuenta del éxito de las etiquetas en su bebé sacó una línea de juguetes llenos de etiquetas por todos lados.

Yo no llegó a tanto porque la infraestructura no me deja 😉 pero sí que le he hecho a la pequebella un pañito etiquetero. Me ha entretenido y encima ha sido un verdadero éxito. Se puede pedir más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.