A la pequeñita de la casa la han ingresado esta tarde en el hospital. Desde ayer estaba con mocos y la cosa ha acabado evolucionando a mocos, tos y afonia. En casa todos hemos tenido fiebre y congestión pero claro, ninguno de los demás miembros de la familia tiene menos de 25 días.

Mañana le harán cultivo de los moquitos para saber si se puede saber que bichito tiene enferma a la princesa. Variedad tenemos en casa porque la enfermedad no la soltamos.

Ahora escribo tranquila y sosegada porque ya he llorado como una hora y me he quedado a gusto y desahogada pero vamos que el disgusto no me lo quita nadie aunque toooooodas las enfermeras y pediatras que la han visto me han dicho que me tranquilice que no es grave y que es principalmente por precaución ya que es un bebé muy,muy pequeñito.

Yo me he quedado ingresada con ella y estoy ahora en una habitación aislada con mi chiqui. Ella en una cuna y yo en una camita. Dormimos separadas :S pero ya lo he tuneado todo para que dar de mamar sea más fácil.

Mi príncipe en casa con papi, dormidito desde las ocho. Primera vez en la vida que hace eso… Parece que se lo oliera. También he llorado por volver a separarme de él. Por llorar que no sea, y menos mal que me desahogo.

5 comentarios

  1. Ay mi niña! justo en estos momentos estaba cocinando y me preguntaba cómo seguía la chiqui de los ojitos. No te preocupes que no es nada, y afortunadamente están ahí con médicos revisándola todo el tiempo, eso quería yo la primera vez que a mimi le dio tos y mocos.. :/

    Ánimos, besos, abrazos y mucha energía recuperadora desde aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.