Enganchar una enfermedad tras otra. Eso es lo que nos ha pasado en casa estas semanas. El principito ha enfermado en un mes lo que no lo ha hecho en todo el año que terminar. Ahora está con una conjuntivitis espantosa. Yo tampoco me quedo detrás.

Ahora esto escribiendo en la camita desde el móvil con el humidificador a toda máquina para ver si me ablanda las flemas que se han instaurado en mi pecho desde hace más de una semana. A eso le sumamos la tos terrible que me produce y el cansancio que arrastro ya que la capacidad toraxica está por los suelos. No he ido a yoga, ni a preparación al parto, sólo hago lo justo y el peque tampoco ha ido mucho a la guarde así que trabajo no me falta…

Lo único que deseo es que esta infección en el pecho se me vaya por fin, porque a punto de entrar en la semana 37 y en este plan me da pavor 🙁

El domingo cuando fuimos a urgencias con el principito y sus ojos ya que la cosa pintaba fea aproveché para que el médico me ?viera?. Me medio auscultó en 10 segundos y me dijo que bebiera mucha agua. Luego para casa con cara de medio tonta. Por otro lado mi Ginecologo ha pillado vacaciones y vuelve el 26, a ver si la matrona el miércoles me puede ayudar en algo. Hoy tenía cita pero me negué a ir con el niño como está al ambulatorio. Con las defensas por los suelos pilla cuatro virus más y volvemos a empezar

Vamos a ver si con los remedios que me prepara el papi se me mejora el cuadro que llevo porque nunca pensé que a estas alturas de la película mis búsquedas en Google fueran del tipo: “parir con tos”, “embarazada a término enferma”, “parir con catarro de pecho”… o mejoro o no sé cómo voy a empujar.

Así como estoy no me veo capaz de afrontar un parto. Eso es lo único que me ronda la cabeza :((

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.