Sigo durmiendo como Sisí Emperatriz y a pesar de este mejor de la bronquitis ha venido mister lumbago a compartir la Navidad con nosotros (menos mal que el papi es fisioterapeuta porque de lo contrario todavía estaría tumbada en la cama de lado, tal cual me quedé después de un buen episodio de tos) por eso decido cambiar radicalmente de tema ppara darles una noticia acontecida en casa hace días pero con estas cosas ya se sabe que puede ser que sí pero a las tres semanas de repente no.

Por ahora el principito duerme en su cama. La cosa comenzó de manera muy suave y graduada.

De repente el principito no quería dormir en su cuna y sí en nuestra cama (desde el comienzo de la noche). Se dormía ahí y de ahí no había quien lo moviera. Su cuna vacía y en una cama de 135cm nos repartíamos el espacio: nené, papá, mamá, barriga de mamá y cojín maternal . Un espanto, principalmente porque a media noche el principito se ponía dar tuvo y quería todo el espacio que yo ocupaba para él.

Después de varias noche en ese plan decidí finalmente traer mi antigua cama y hacer finalmente su cuarto para ver si le picaba la curiosidad y sobre todo para tener una cama extra a la que “huir”en la madrugada. Lo decoramos en varios días (aunque no está terminado) y cual fue nuestra sorpresa cuando se quedó encantado con su cama y quería dormir ahí. No en nuestro cuarto con nosotros sino en su camita súper chula. Mis ojos como platos y mi corazón en un puño (dos años durmiendo con él, son dos años durmiendo con él).

Desde esa noche duerme en su camita y tan encantado de la vida que está. Cierto es que algunas noches se despierta medio en sueños, voy lo arropo me quedo un ratito con él y se queda frito ( si es que realmente se ha despertado). Eso sí para dormir nos ponemos los dos en la camita, a veces quiere teta y a veces no. Se queda dormido en un momento, no remolonea tanto como antes 0_0

No sé la verdad que pasará cuando llegue la hermanita. Tenemos que desmontar la cuna que todavía está en nuestra habitación pero con el lío de la bronquitis pues ha estado todo aparcado. Desmontarla la desmontaremos porque lo que está claro es que no quiere volver a su cuna. En todos estos días no ha hecho amago de volver a utilizarla. A la hora de “nonó” se va a su camita directamente. Si no quiere dormir cuando llegue la hermana en ella o la traemos para la habitación o reestructuramos la ubicación de cada uno. Eso ni me preocupa por ahora.

Realmente el cambio Pasó cuando menos lo esperábamos, no queríamos hacer el cambio es esta época pero la verdad es que ha sido él el que ha dado el paso de ir a su propia cama. Nosotros estamos todavía alucinados de su decisión y ya veremos si es definitiva o no 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.