Mentira, mentira y más mentira. El fin de semana laaaargo ha sido espectacular y nos hemos quedado con ganas de más y más.

Y no es que hayamos hecho algo especial, bueno sí que hemos hecho cositas, lo que pasa es que nos hemos ido a ningún lado. Nos hemos quedado en casita y lo hemos pasado súper bien :))).

Disfrutamos del principito a tope, de los desayunos largos sin mirar el reloj, de no tener nada que hacer, de poder ir a la playa a pasear temprano por la mañana, de que el papi y el principito fueran a la granja a comprar carne fresca, de que mami se quedara en casa cosiendo porque esa es su nueva afición, de las siestas (sí, sí han leido bien, siestassssss en plural). Como colofón de fiesta el principito fue ayer a un cumple de un amiguito suyo que celebraba su primer añito. Se lo pasó en grande y no paró ni un segundo. Digno de ver :))))

Guauuuu ¿esto qué es?




Lo hemos pasado bien y nos ha sabido a poco. Sobre todo al príncipe… que esta mañana no se quería levantar (ni yo tenia ganas de despertarlo)

A lo ancho duermo mucho mejor: manías de príncipe





4 comentarios

  1. Hay chicas por lo que veo Somos todas las que echamos de menos esos días libres para disfrutar a tope con los peques sin horarios ni ataduras.

    ¡República banarera para las mamis YAAAAAAA!

  2. 😀

    Se fue volando el fin de semana, hacía mucho que no tenía ese sensación de temor al lunes jajaja..

    Qué bueno que disfrutaron sin horarios los tres juntitos!

  3. Que maravilla cuando se puede estar sin mirar tiempos ni horarios verdad?? Me alegro de que hayáis disfrutado!! Tenemos pendiente una visita a una granja! Un besazo y animo con la semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.