La tele de mi hijo es… una lavadora.

En casa tenemos una tele bien grande y molona. No la encendemos todos los días, a veces pasa incluso que pueden pasar cuatro o cinco días seguidos sin que la señora TV de señales de existencia. Otras ocasiones en cambio, la que suscribe se pega una empachada de series o pelis y puede estar sentada cuatro horas delante del televisor. Así somos: inconstantes y sin programación fija.

No sé a que hora dan “La Aldea del Arce”,  “Barrio Sésamo”, “Los Fruitis” o sus equivalentes del siglo XXI. A veces ponemos Clan y Boing para ver si el principito se calma pero la verdad es que no le pone ningún asunto. Alguna vez hemos pillado creo que en fin de semana, a “Pocoyó”, y le ha atendido un par de minutos. Luego, si te he visto no me acuerdo.

A mi hijo lo que le gusta de verdad, le entretiene y le parece lo más es: la lavadora a pleno funcionamiento. 

En cuanto me ve llenarla espera que la ponga en marcha y comienza su jorgorio. A cada vuelta que da el tambor van y vienen las risas del príncipe. En un estudio general de medios la lavadora de mi casa tiene minuto de oro en Prime Time seguro.

Tengo que cogerlo de la manita para que salga del cuarto de la lavadora. Por él se quedaría ahí hasta aburrirse… pero a mí no me mola porque hay productos por todos lados, maletas con trastos, cajas de herramientas y un sinfín de cosas potencialmente “accidentables”.

Estoy por poner la lavadora en medio del salón y así echarme unas siestas la mar de tranquila: pongo el programa largo y tengo a principito hipnotizado para rato. Todavía me lo pienso 😉


5 comentarios

  1. Que gracia me dió leer tu comentario, mi hijo de 4 años está super interesado en las lavadoras,al principio no me hacía mucha gracia pero cuando ví que las vendían de juguete, me imagine que no era el único….jejej!!!así que decidí comprarle una de juguete… yo digo que será ingeniero de mayor, jejeje!!! ahora está super contento con su juguete!!! por lo menos ahora juega con una hecha para sus manitas!!:) saludos!

  2. Jajajajajajaja qué gracioso..

    Miranda no la ha visto funcionando porque también tengo cosas peligrosillas en esa área de casa, pero pensándolo bien seguro le encantaría jajajaja

    Y la tele.. bueno.. qué bien que al príncipe no le llama la atención, Mími se queda petrificada frente a la pantalla y no se mueve hasta que la obligo..

    Besitos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.