¿Hay algo más perfecto y maravilloso?




Lo sé he perdido completamente el tino pero es que esos pasitos tipo “pato mareado se acaba de bajar de la noria” me traen de cabeza y me tienen completamente maravillada. El mayor y más experto de los gateadores se ha liado la manta a la cabeza y ha decidido, poco a poco, deleitarnos con sus pasitos de claqué.

Nos tiene rechiflados y enamorados.

PD: Si nosotros estamos babeantes al máximo, no puedo imaginar cómo estará la abuela cuándo vea esta entrada. 

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.