¿Juego de niños?
Mi pequeño príncipe está rozando el año y hoy ha vuelto a acompañar a su mamá a votar. Fue muy guapetón él, flanqueado por dos de las mujeres de su vida: su mami y su abuela.

Esta tarde de nuevo tendrá una cita con las urnas. En esta ocasión el príncipe y yo acompañaremos al papi a ejercer su derecho (y deber) al voto.

La verdad es que he visto la fotografía que nos tomamos hace seis meses cuando votamos en las municipales y veo al príncipe hoy y no puedo creer que esté tan grande ¿Cómo pasa el tiempo? ¿por qué, por qué, por qué, la vida no nos deja disfrutar más aún de nuestros bebés siendo unos gargancitos? La verdad es que este es el año de mi vida en el que los días han pasado más rápido. Lo tengo clarísimo, nunca el tiempo pasó tan veloz.

Mi príncipe cumple año dentro de muy poquitos días…ahora la incógnita es saber quién será su presidente cuando el príncipe alcance su primer añito.

Como ven poco a poco vamos retomando la normalidad después de la triste partida de la abuelita Carmen. El pequeño príncipe es sin duda, el bastón en el que papá se sustenta para afrontar estos momentos complicados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.