Falta un día. 

Falta un día para que se cumplan 365 días, del día más importante de mi vida. 

Falta sólo un día para que mi pequeño principito alcance su primer añito. Habrán pasado entonces 365 días junto a él. Así de repente, en un abrir y cerrar de ojos. ¿Cómo puede haber pasado tanto tiempo si yo recuerdo perfectamente todo?

Recuerdo como si fuera hoy el día que me puse de parto, y el siguiente, y el siguiente…

Recuerdo cuando salíamos del hospital y poníamos al príncipe en la sillita del coche. Era de cristal y nosotros estábamos muertos de preocupación por si le pasaba algo al ponerlo allí.

Recuerdo que tardamos una eternidad en llegar a casa. Recuerdo que nunca habíamos ido tan despacito en la carretera.

Recuerdo que a pesar de ser noviembre hacía muchísimo calor y yo sudaba a mares.

Recuerdo que él durmió plácidamente todo el camino.

Recuerdo su llegada a casa, su tranquilidad.

Recuerdo como lloró aquella primera noche.

Recuerdo como dormía plácidamente por el día.

Son tantos recuerdos y todos tan vivos que me parece increible que haya pasado casi un año de todo eso ¡un año!

Ahora es un niño despierto, sano y maravilloso que sigue provocandonos un babeo continuo de pura satisfacción.

Y ahora, por primera vez y en la víspera de su cumpleaños, le toca a él:


Es tradición en nuestra pequeña gran familia cantarle esta canción al cumpleañero en la víspera de su gran día. Lo hacemos desde que yo era pequeña y ya voy por 33 años. Así que podemos decir que es una gran tradición familiar.

6 comentarios

  1. Me encanta esa canción! Qué bonita tradición!
    Y felicidades adelantadas al peque por su primer añito y a ti , por llevar un año con el titulo de Mamá!
    Besotes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.