¡Cumpleaños feliz,
cumpleaños feliz,
te deseamos todos,
cumpleaños feliz!


Hoy el príncipe cumple un año. Ya pasó. Ya es realidad. 365 días junto a él. Cada día juntitos y repretados.
Madre mía que emoción.

Él ahora duerme y yo sólo quiero besarle.

Realmente todavía le faltan unas 19 horas para que se cumpla la hora exacta de su nacimiento pero sobre esta hora concreta, cerca de la una de la madrugada, yo sentí un primer dolorcito. Un dolor de regla familiar y extraño. No sabía muy bien lo que era pero después descubrí que eran las primeras contracciones. Sueltas, desordenadas y muy leves. Me acosté sin saber que todo se desencadenaría en unas cuantas horas.
Aquí sólo tenías unas horitas de vida.


Y hoy estás aquí. Ya gateas y tienes ocho dientes. Y dices mamá, y nené. Y te ríes. Y me miras con los mismos ojitos que al principio. Y me haces muy feliz y me tienes completamente enamorada.

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.