Comienza Noviembre. El mes en el que hace casi un año nació el príncipe que conquista cada día mi corazón hasta inundarlo. Antes de que pasara esto, antes de que mi niño naciera, Noviembre era un mes más, sin ninguna gracia ni importancia. Ahora es EL MES. EL MES más importante del mundo mundial. EL MES sin el que no puedo vivir y EL MES que recuerdo todos los días.

Dentro de nada mi pequeñín cumple un añito. No me lo puedo creer. No sé cómo ha pasado tan rápido el tiempo. Veo las fotos y me cuesta recordar a aquel bebé recién nacido de dos kilitos y medio. Me cabía casi en la palma de la mano y no había ni cansancio ni nada más en el mundo. Sólo él y nosotros.


Ahora sólo faltan 23 días para que tenga un año de vida. Guau… nunca un año había pasado tan rápido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.