Bufffffffffffffffffffff que mal trago hemos pasado hoy.


El príncipe se despertó tan contento como todos los días pero a eso de media mañana le veo que hace amago de hacer caca. Lo cojo y lo pongo en el orinal para que esté más cómodo a la hora de hacer caquita pero de repente comienza a llorar y no hay forma de calmarlo. Yo sabía que llevaba varios días sin hacerla pero no estaba muy preocupada porque el príncipe con la leche materna no hacía caquis todos los días y como había comido muy poca alimentación complementaria y su base de la alimentación al 99% sigue siendo la leche materna pues no estaba preocupadísima (con la mosca detrás de la oreja sí, pero no preocupada de la muerte). Que el nene llorara ya me mosqueó bastante y me imaginé que quería hacer caca pero le dolía.

Tuvo varios intentos más y le pasaba lo mismo. Le di leche, le di zumo, le di pera… quería de alguna manera ablandar esas heces antipáticas que estaban amargándonos el día pero no había manera: el príncipe no hacía caca y yo ya estaba comenzando a preocuparme de la muerte por verlo así tan malito y llorón.

Llegó el papi del trabajo. Le masajeó (es fisioterapeuta) y le hizo una terapia en el agua. Me contó que lloró bastante haciendo la terapia pero es que yo me fui como un zepelín cuando él llegó a la farmacia a buscar supositorios para bebés. En el trayecto maldije una y mil veces el vivir tan lejos de una farmacia. Encima tuve que ir a dos porque la primera estaba cerrada.  Maldije entonces en arameo y eslavo.

Cuando llego a casa veo al nene más tranquilo pero… sin hacer nada de nada. Le pongo el supositorio y por fin hizo caca. Al momento. No creo que el supositorio hiciera mucho porque tampoco tenía yo mucha práctica… el supositorio estaba entero en el pañal, con la misma forma y todo.  Hizo una caca dura y seca que jamás le había visto. Sus caquis son muy líquidas todavía. El pobre lo pasó fatal, lloró como un bendito mientras hacía la maldita caca del demonio. El lloraba y yo sudaba a mares de verlo así. El padre mantuvo más el temple pero yo tenía una congoja de verlo, intentaba ayudarle  subiéndoles las rodillas al pecho pero le dolía horrores…

Ahora mi pregunta es ¿Por qué de repente este estreñimiento? Nunca hemos tenido problemas en este sentido.  Incluso si tardaba varios días en hacer caquita finalmente la hacía sin problemas, sin dolores y nada secas.

Yo creo que todo tiene que ver con la introducción de la alimentación complementaria. Mi hijo todavía como muy poca alimentación complementaria. No es para nada un nene que se come dos cucharones de potaje o puré de verduras. El príncipe se come cuatro cucharadas y a dios gracias. Como de peso va justito tooooooooooooooooodo el mundo no para de decirme que tiene que comer más comida y menos teta y yo no sé porqué les he acabado haciendo caso y le he intentado convencerle estos últimos días para que coma más “comida”. Su respuesta ha sido siempre la misma: boca cerrada a cal y canto y mis pechos como dos balones de fútbol 8en mi intento de que “comiera” más finalmente a tomado menos tomas de leche materna.

Así que me he vuelto a liar la manta a la cabeza y voy a dejarlos a todos de lado. Me niego a volver a intentar convencer al príncipe de que coma algo que a todas luces no quiere. se lo ofreceré por supuesto, me verá comerlo pero no voy a estar todo el día con el plato de puré por toda la casa para que coma. El próximo jueves tengo pediatra… ya les comentaré que me dice y a ver que me dice del estreñimiento y de lo poco que come todo lo que no sea leche materna.

Aunque ahora mismo que acabo de escribir la palabra poco me pregunto: Quizá no coma poco, quizá coma lo que necesita comer y el resto le sobra y por eso no lo quiere, aunque a mí me pueda parecer que ha comido muy poquito. Que dilema.

6 comentarios

  1. Hola María. La verdad es que creo que es cierto eso de que ellos saben lo que necesitan y nuestro instinto es fiable fiable pero como el nene va justito de peso por los percentiles dichosos (¿?) pues tengo ese momento de: comerá bien mi nene. Pero ya se me está pasando 😉

  2. Hola Friki-mami. Tengo a Carlos González y la verdad es que me mola mucho pero he tenido ese momento de debilidad en plan. ¿estará comiendo bien mi nene? Hoy ha seguido a teta casi absoluta. Mañana tiene revisión del pediatra, a ver que me cuenta…

  3. Ellos saben mejor q nosotros lo q necesitan… Yo cada vez lo veo mas claro. Pasa de lo que te digan y guiate por tu instinto y lo que te diga tu principe…

  4. Cuanto me gusta leerte. En las pequeñas cosas está lo importante y tu sabes transmitirlo con una facilidad asombrosa, además de con muy buen sentido del humor 🙂 Pobre peque, ¡me imagino tu trago hoy! Quiero que sepas que a mi me parece estupendo que le des el pecho hasta que la naturaleza o el pequeño quiera, además si él lo tiene claro no dudes, parece que él sabe bien que es lo que le sienta, asi que ya sabes. ¡¡yo tengo unas ganitas de verlos!! Con esto de que alexis curra de noche y se despierta a las mil pocas cosas puedo hacer, pero desde que podamos ya sabes 🙂 No dejes nunca de escribir porfa, que desde que puedas vas a dedicarte a dar la teta, escribir y encima exprimir 🙂 ¡¡Los quiero muchísimo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.