Hace dos días, cuando mi príncipe querido cumplió justamente 9 meses y tres semanas usé por primera vez el sacaleches.

Lo compré  en Prenatal y es el de la casa Meleda. Me constó 133 euracos que espero amortizar… y bastante.   Lo compré porque por el trabajo algunas tardes saldré tarde del currete. Como el nene se lo queda mi familia no hay problema pero… le dará hambrita y así le dan su cenita en condiciones. 

¿Cómo funciona?   

El funcionamento fue muy sencillo y la verdad es que no me resultó molesto su uso. Hombre no sentí el cachete suavecito de mi nene en el pecho pero vamos, que tengo que tener la teta bien curtida, porque no me resultó nada molesto. Lo puse en la intensidad máxima para agilizar la estracción.   

¿Qué extracción? Me pregunté al principio, porque salir, salir… no salía casi nada. No noté tampoco el reflejo de eyección. Lo que si sentí es que tenía el pecho duro como una piedra porque la leche había subido pero no salía. En mi primera experiencia con el sacaleches sentir que algo fallaba.

sacaleches

Lo que hice entonces fue coger al príncipe y ponerlo a mamar en el otro pecho. Así me estimularía bien y el comía, que de paso no le venía nada mal. Entonces sí comenzó a salir leche y empezó tímidamente, a llenarse el botecito. Pero la verdad es que no salío mucho.   Cuando ví que no salía nada más cogí al príncipe y esperé que él me terminara de vacíar la tetilla. Él se quedó más ancho que una perdíz y yo cogí el botillo irrisorio y lo puse en la nevera.   Cogí el libro de “Un regalo para toda la vida” y me quedé mucho más tranquila. Mi primera experiencia con el sacaleches había sido “normal”.

Al principio normalmente no suele salir mucha leche y que la cuestión es practicar. Al par de horas, mientras el nene mamaba otra vez, me saqué la leche del otro pecho. Esta vez en total (primera y segunda estracción) llené medio biberon. Por lo menos así con los cereales hay más contundencia en la cena.   Mientras mi nene estaba con su tía y yo estaba en el trabajo. Me volvía a sacar leche porque ya notaba el pecho bastante hinchadillo. Esa lechita que me saqué la utilicé al día siguiente para darle la papilla de la noche.  Eso sí, también le ofrecí el pecho para que comiera, y tomó. Así favorezco que la producción de leche siga siendo buena.

No me sacaré todos los días creo, pero la verdad es que la palilla se la comió encantado con mi leche y cuando se la he hecho con agua sólo toma unas cucharitas.

Vamos a ver por qué camino acabaré tirando. Ya les contaré.

 
 
 
 
 
 
 

5 comentarios

  1. Por cuestiones de trabajo y con el fin de alargar la lactancia materna lo más posible empecé a sacarme leche al mes de nacer mi hijo y la fui congelando, al principio sale poco, pero después de una sola vez conseguía sacar 120ml. o más, era la Central Lechera Asturiana!! Así que no te preocupes y poco a poco.

  2. ¡Guau Magia dos botellines!. Si me dices eso la primera vez que me saqué leche no me lo creería. Veo que la cosa es para tomárselo con paciencia…yo no lleno uno completo todavía y tengo leche porque el príncipe después me vacía el pecho y me quedo tan a gusto. El cuerpo humano sabe y reconoce.

    ¡besitos lecheros para tí también!

  3. Hola María.

    Al final he tenido que comprarme el sacaleches. Tanto tiempo evitándolo para ahora tener que hacerlo. Por ahora no va mal porque saco poco y tengo al nene enchufado por el otro lado. Espero que no interfiera en la lactancia (no creo). Si veo que la cosa se pone rara ya les preguntaré a las mamis como tú que van más avanzadas en estos temas.

  4. Hola Babieca,
    qué bien que no hayas necesitado el sacaleches hasta los 9 meses… yo tuve que empezar a usarlo a los 4 y medio cuando empecé a trabajar ;-(
    Al principio me pasó como a ti, los primeros días casi no salía leche pero seguí intentándolo con la calma y a la semana empecé a llenar los dos botellines en unos minutos y aún sigo 😉
    Abrazos lecheros!

  5. Ese gran aparato… el sacaleches! Yo he tenido que pegarme con él durante un tiempito… y uf. Nada como el niño claro, pero bueno, si no tienes que usarlo solo, osea, que entre una y otra el niño chupa, entonces bien, un gran invento que nos permite no tener que dejar la lactancia… Animo con el, al principio paciencia, pero luego te haces y tus tetas también…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.