Las abuelas de mi príncipe andan locas de la cabeza. Para las dos es el primero de los nietos. Es por lo tanto EL PRIMERÍSIMO.
Una de las abuelitas, concretamente la abuela materna, vive cerca de nosotros. No es que podamos ir caminando hasta su casa pero vivimos en la misma provincia así que las visitas son mucho más fáciles y frecuentes. La primera vez que le vio la carita el principito sólo tenía unas horitas de vida y todavía anda sorbiéndose los mocos de la emoción del momento. 
El príncipe era casi una lentejita cuando vio a su abuelita materna por primera vez. Que recuerdos más bonitos…
Desde ese entonces ha intentado estar pegadita a él. O viene ella a vernos o vamos nosotros a su casa y por norma general, como mucho pasan dos semanas sin que la abuela vea a su príncipe.
La otra abuelita vive muuuuuuuuuuuuuuuuucho más lejos. 
Por aquí más o menos vive la otra abuela
Vive en Madrid y eso sí que complica y bastante las visitas. La primera vez que la abuela paterna vio a su nietito fue en un viaje relámpago que hicimos a la capital en el mes de marzo. Conoció a su nieto cuando ya tenía 4 meses y quedó como pueden todos esperar, terrible y perdidamente enamorada pero… no lo ha vuelto a ver y la distancia se hace dura. El príncipe ha cambiado tanto en los cuatro meses que han pasado desde la primera y única visita que cuando la abuelita madrileña vuelva a ver a su nieto éste va a ser un niño completamente diferente al que ella vio por primera vez: ha dejado atrás el cuerpecito de bebé casi recién nacido y ahora es un bebé que hace muchas cosas y todas ellas la mar de bonitas. Es mucho más activo y curioso y poco a poco va camino de convertirse en un trasto de mucho cuidado.
Desde este nuestro reino queremos mandarle muchos, muchos besos a las dos abuelitas del príncipe pero especialmente queremos mandarle mucho ánimo, mucha fuerza y muchas toneladas de energía positiva a la abuela de la lejana capital. Su nieto tiene unas ganas terribles de verla y de que le de un paseo por el viejo Madrid que ella tanto conoce.
¡¡¡Animo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.