Obsesión

Categorías Sin categoría

La Pequebella anda toda obsesionada. De no querer ponerse los zapatos a tener que ducharse en cholitas de la playa. Su tía tiene un armario lleno sólo de zapatos.¿ Me espera ese futuro? En esta familia somos de extremos y la pequeña de la casa no es una excepción. Y eso que yo soy de estar descalza en casa. Y me gusta que los niños estén descalzos y además creo que es muy bueno para ellos. Pues no. Ella quiere ponerse zapatos en casa, en…Continuar leyendo “Obsesión”

¿Se acuerdan de este paren las rotativas? Pues llega la segunda parte.  En mi familia las segundas partes siempre, siempre son geniales. Evidentemente estoy más feliz que una perdiz. He perdido el tino y me he lanzado a la edición audiovisual. Más de un amigo ya no  me hablará. He mancillado la profesión con la que se ganan el pan ;). ¡Que se aguanten que la ocasión lo merece!

Ojiplática quedé ayer por la mañana cuando estaba cambiando el pañal al principito recién levantado. Le quité el pijama y veo en uno de sus tendones de aquiles una llaguita hecha por los zapatos nuevos (estrenados dos días antes). 16 horas antes de darme cuenta… El principito por la tarde está muy majadero y llorón, sin parar de quejarse. Yo ya no sé que le puede pasar. Pienso que son los dos colmillos superiores que le están saliendo a la vez. Me enfado con él…Continuar leyendo “Cuando me di cuenta… ojiplática quedé.”

Le cogió gustito a eso de caminar porque desde que empezó no ha parado. Y menos mal, porque estaban esas rodillas de un sufrido que parecía que en cualquier momento le iban a salir un súper callo feoespantoso. Está encantado con la recién adquirida verticalidad. Él que era el gateador de la vida ha descubierto que puede llegar mejor (y a más sitios) si se pone de pie. Como su padre es fisioterapeuta estaba muy interesado en que gateara, para que la espalda se pudiera…Continuar leyendo “Le cogió gustito…”

¿Hay algo más perfecto y maravilloso? Lo sé he perdido completamente el tino pero es que esos pasitos tipo “pato mareado se acaba de bajar de la noria” me traen de cabeza y me tienen completamente maravillada. El mayor y más experto de los gateadores se ha liado la manta a la cabeza y ha decidido, poco a poco, deleitarnos con sus pasitos de claqué. Nos tiene rechiflados y enamorados. PD: Si nosotros estamos babeantes al máximo, no puedo imaginar cómo estará la abuela cuándo…Continuar leyendo “¡¡Paren las rotativas!! El príncipe ya camina”