Coser con niños pequeños: ¡Oh my god!

coser-con-ninos

¿¿¿Recuerdan esta entrada en la que les enseñaba el precioso pijama para un regalito que cosí en dos horitas de , un viernes por la tarde???

A veces me preguntan que cómo hago para coser con niños pequeños en casa. Las cosas suelen fluir pero a veces…

A veces todo se desmadra y cosiendo ese pijama se desmadró la cosa pero bien desmadrado.

Les pongo en antecedentes: me pongo a coser con los niños en el salón controlados jugando. Todo fluye. Saco el patrón, corto el patrón, corto la tela y empiezo a coser. Despliego los poderes costuriles que tienen las madres con niños pequeños que son:

  • Rabillo del ojo hiperdesarrollado: Puedes mirar la aguja y ver lo que hacen tus hijos al otro lado del salón. Todo al mismo tiempo y eficazmente claro.

  • Audición ultrapotente: Puedes coser y escuchar lo que hacen tus hijos en el dormitorio. No importa el ruido que haga tu máquina de coser. Da igual. Tú puedes escuchar la conversación de tus hijos, escuchar con que juegan, escuchas lo que aporrean contra el suelo. Es importante saber que este poder sirve sólo con tus hijos si hay algún otro adulto en casa a ese no lo vas a oir. Sólo sirve para atender a menores a tu cargo.

Bueno pues yo despliego los ultrasensores sensitivos y coso, coso y coso.

Entonces piensas que has tenido a tu hijo controlado todo el rato que cosías. Él estaba en el salón jugando. Te das cuenta de que La Pequebella lleva un rato en el baño y eso nunca es buena señal. La llamas (mientras sigues cosiendo claro):

-¿Pequebella qué haces?- y te responde con esa palabra que toda madre teme. Esa palabra que te hace aflorar un sudorcillo frío por la espalda-.

-Nada- “NA- DA”. Tú sabes  que si tu hija dice que no hace nada… es que hace demasiado.-

niños y protege slips

Te levantas y ves tu baño convertido en un álbum de cromos. Las pegatinas son incluso más caras que las de la “Patrulla canina” de los kioscos. Los protege slips están perfectamente pegaditos. Alineados. No te queda más que felicitarla por lo ordenado que los ha puestos. Le dices que lo recoja y te dice sorprendidísima que ¡NO! que a ella le gustan mucho así. Vuelves al salón y ves algunos protege slips pegados en los juguetes. Escuchas a lo lejos a tu monedero reirse.

No es la primera vez que la lía parda con los protege slips. se ve claramente que la niña tiene cierta fijación con las pegatinas acolchadas. Aquí ya desplegó parte de su ingenio y aquí, en el Alcampo, la terminó de rematar.

En fin que coser con niños pequeños puede ser el doble de divertido. O no…

 

¡No te olvides de dejar tu comentario!

14 Comment

  1. Jajaja. Qué vueno. Me he sentido identificada en lo de coser e ir preguntando… Qué haces??? Y obviamente la respuesta siempre es “Nada”, y efectivamente, ha hecho de las suyas 😂😂😂. Pues así estamos en casa también.

    1. Hay que alegría me da no se la única con estrés costuril. La frase que has cada tres minutos es de rigor. Ya está automatizada. Un besote

  2. Maldito teclado… Bueno y no vueno 😌

  3. Cristina says: Responder

    Bueníssimo! Mi niña también está ahora en esta fase pero lo mejor de todo es el Mira mama, mira! Bendita inocencia…

    1. jajajajajajaj es para comérsela. Para reírse un rato. Ya verás la de sorpresas que te esperan jijijiji

  4. Que me he reido leyendo e imaginando la situación!!
    Estos peques son geniales,el mío hace collares con bolitas al lado mía hasta que se cansa (5 min.) Y dice… ya has cosido todo mamá,ahora a jugar conmigo o se te va a estropear la máquina 😀

    1. jajajaja El ya terminaste también es un clásico. no has terminado de enhebrar la canilla y ya están preguntando y hemos terminado. Santas, que somos todas unas santas.

  5. Padawan Costuril says: Responder

    Jajajaja. Buenísimo…
    Eso si, una crack tu peque, perfectamente alineados…. jajaja.
    Lo de escuchar por encima del ruido de la máquina, me siento totalmente identificada, lo peor, cuando dejas de oir ruidos, entonces, alguna están liando jajaja

    1. jajajajajaj cuando dejas de oír ruido es cuando te levantas de la silla. Antes no. Ni por asomo que estás en medio de la sisa jajajajaj

  6. Me he reído muchísimo al ver la foto, pero reído de verdad, a carcajadas. La mía mayor lo que suele hacer cuando me despisto es pintarse la cara y luego pintar a la pequeña. Hubo una vez en que fui a coser media hora y, al volver, la cocina entera era un montón de bolitas diminutas de porexpán. Me costó la vida eliminarlas todas.
    Jajaja me sigo riendo con la obra de arte.

    1. Hola Helena!!! el momento porexpán no tiene desperdicio ninguno. La peque también tira de las pinturas y yo me alegro. Desde que pasó a pintarse la cara dejó de pintar las paredes y eso que me ahorro. El niño fíjate que es más tranquilo. Juega y tan feliz. 🙂

  7. jajajaajjaajajaja
    mi hermano también hizo lo de los salvaslips con unos 4-5 años jajajaja
    es que las cosas adhesivas son demasiado tentadoras…

  8. Genial! La cruda realidad. A mi se empeñan en ayudarme… y así sí que la liamos…

  9. […] Tengo 24 horas para coserlo y dos niños a mi cargo. […]

Deja un comentario

*