Camiseta reciclada. La camiseta querida (por todos)

cuello camiseta

La camiseta reciclada: si me cuesta deshacerme de la ropa de mis hijos, de la ropa que yo les hago ya me cuesta horrores.

Les presento la camiseta favorito de El principito, la segunda camiseta favorita de su vida 😉 . Una camiseta reciclada. Muy, muy reciclada. Una camiseta para que greenpeace me de un premio.

camiseta reciclada

 

A mi hijo esta camiseta le chifla porque era una camiseta del padre. Bueno las dos. Las mangas eran de otra camiseta paterna también . Fue de mis primeras costuras dignas y fue la primera vez que hice un cuello decente. La tela de puño finita fue mi gran descubrimiento.  Él tenía tres añitos. Lo de ponerse una camiseta de su padre a su medida le gustó. Le gustó mucho orgullo. A mi el orgullo de que mi hijo llevara algo hecho por mi “bien hecho” no me cabía en el pecho. Para las costureras kamikazes y autodidactas como yo eso es la pera limonera.

IMG_7019

La camiseta está manchada de témpera y de chocolate creo, pero cada vez que la ve doblada en el armario es la camiseta que elige. No quiere que me deshaga de ella y yo tampoco. Qué le vamos a hacer.

Pero la camiseta reciclada se le queda pequeña y ya le queda casi por la cinturita. Es el momento de ir al armario a buscar más camisetas del padre para reciclarlas. Cortar y rehacer. Lo que a mi me gusta.

El patrón fue arriesgado. Cogí una camiseta suya y lo saqué. Era la primera vez que me salía bien hacerlo así.

En definitiva que esta camiseta es muy querida en casa. Así manchada, viejuna, desvarada y con su historia. Esa historia que tienen esas prendas que coses tú.

Aquí encontrarás más cositas chulas y hechas con mucho amor para los pequeñajos.

Y Tú…

¿Tienes una prenda llena de recuerdos?

¡No te olvides de dejar tu comentario!

2 Comment

  1. Muy chula y la historia también.. Yo recientemente he experimentado el orgullo de q mi hija escoja prendas hechas por mi por encima de las compradas, y estoy encantada.. Y enganchada, jaja.. Lástima la escasez de tiempo

    1. Hola Mireia. Eso qué dices da un subido que no veas. Es como si nos eligieran a nosotras por encima de todo. un chute de orgullo brutal. Lo que pasa es que luego está lo qué dices… la MALDITA falta de tiempo. Un besote y ¡A seguir cosiendo!

Deja un comentario

*