5 Cosas guays

Pues eso, los transformers


Cuando los días se amontonan y la desidia parece querer instalarse. Cuando ves que es difícil que las cosas cambien, que todo va muy muy lento, Te sientes plof  y después de estar plof y enfadada con el mundo y aburrirte de tener tanta hartura.. vale la pena parar un segundo y mirar a nuestro al rededor. Si no disfrutamos las pequeñas cosas estaremos para siempre perdidos.

Por eso voy con mis cinco cosas guays de estos días porque estas cinco tonterías a mi me levantan el ánimo y sólo por eso, son cinco cosas hiper, mega, súper alucinantes.

Mis 5 cosas guays

1.- El olor del jabón de glicerina Lida. Me huele a maravilla divina. Aunque sea una ducha de dos minutos con los peques discutiendo en el baño yo me transporto. Este olor me lleva a la niñez. Me encanta y me chifla. En serio.

FullSizeRender

2.- Romper la rutina establecida e irte de pronto a la playa. Si además resulta que el día se recompone y se queda una tarde preciosa pues mejor todavía. Si se queda nublado igual nos da. Me encantan las playas de otoño: vacías y limpias.

La playa vacía. Mil cheves más buena que en verano
La playa vacía. Mil veces más buena que en verano…

 

3. La risa de mi hija que sale de lo más profundo de la barriga y que le hace reborbotear todo el cuerpo. Sí es una ñoñez y una obviedad pero ¿a qué a veces no nos damos cuenta de lo maravilloso que es escuchar reír a nuestros hijo?

Que pena que de adultos perdamos esa manera de reír. Es una risa sana. Es cuanto menos, catártica por sí sola.

risas

4.-  Los transformer de mi hijo. Aquí no es que me guste, aquí es que soy una fan superlativa, la fan de las fanes. Una grupi.

Pues eso, los transformers
Pues eso, los transformers

Puede pasarse horas jugando con estos transformer caseros. No se puede ser más DIY. Al volver del cole va a buscarlos como alma que lleva el diablo. No exagero si afirmo que luego cuando voy a tender estoy buscando pinzas por toda la casa. Además como en todo tiene unos transformer favoritos: las pinzas verdes de Ikea.¿ Tendré que ir a IKEA sólo para esto? Mátame camión.

5.- Una buena cerveza (con o sin alcohol). Así de sencillo. Me bebo una y se me van las penas. ¡Que rica madre! Cervecera hasta la médula.

Attachment-1
Ya sé que está tirada cómo si fuera pipí de gato. Me da igual.

 

Pues eso , que a mi estas 5 cosas guays me dan alegría. y Tú ¿encuentras tesoros en las cosas chicas de cada día? ¿o eres más de fin de semana a todo tren? Sólo tú decides.

 

Related posts:

¡No te olvides de dejar tu comentario!

Deja un comentario

*