Pedazo palabrota (para una boca tan chica)

Categorías General0 comentarios

Mi hija dice coño. Y lo dice bien. Quiero decir que lo dice cuando lo tiene que decir. Quiero decir que lo dice cuando en teoría, y en un supuesto caso de que debiera o debiese decirse una palabrota, lo dice.

Ejemplo ilustrativo:

Yo: -Pequebella recoge tu mochila del suelo.
Pequebella:  -Coooooño mamá no me apetece.

(madre ojiplática que hiperventila)

palabrota

A eso me refiero.  La niña no alcanza los tres años y ya posee una conexión semántica perfecta y gramaticalmente sublime. Poesía pura que sale de sus labios. Eso y los buenos ovarios que tiene la niña de mis entrañas. Que temple y que finura. Godzilla es Godzilla hasta en los andares.

Se queda tan ancha la niña. Ni pestañea ni se ruboriza. No. La niña tiene agallas, las cosas claras y la lengua larga y afilada.

Y yo la oigo soltar un par de coños al día. Perfectamente localizados para un significado contundente .

Soltarlos en su debido momento y circunstancia acorde tiene su cosa, no es soltar la palabrota al tuntún. Todo en esta vida tiene su arte y su finura. Y ella borda con oro señores.

 

Y a mi me dan ganas de reirme, de comérmela a besos por lo salada y lista que es. Me dan ganas  hasta de darle la razón pero no, yo soy una adulta responsable y hago como si no hubiese odio nada, por la cuestión esa de no darle importancia alguna. Miro al frente y le digo que sí, que hoy parece que va a llover.

Y con riesgo de parecer que he perdido el tino digo, bueno para ser sinceros escribo, que no deja de sorprenderme cada día, la capacidad tan brutal que tienen los niños de imitar a los que los rodean.

Que rápido y que bien aprenden ¡coño!

¡No te olvides de dejar tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.