Mi interna favorita 

Mi chacha favorita

La que la sigue la consigue. Después de encomendarme al universo la vida me ha regalado la interna que tanto trabajo me va a quitar de encima…

Se olvidó poner lavadoras y las horrosoras tareas de la casa. Se acabó al fin con las tediosas tareas domésticas. Yo ya tengo a mi interna.

Duerme y come en casa y todavía estamos decidiendo si ensucia más que limpia.

Aún así cómo nos tienen enamorados a todos, nos la quedamos para toda la vida: La Pequebella en todo su esplendor.

 

¡No te olvides de dejar tu comentario!

2 Comment

  1. Me encanta tu interna!! Normal que estéis enamorados de ella, aunque no sea muy eficiente con la limpieza.

    1. Babieca says: Responder

      Hola Paqui. Esta interna la verdad es que me tiene el sentí o quitado. para qué lo voy a negar 😉

Deja un comentario


*