Una hartura de las grandes

Categorías General6 comentarios

Te tengo que querer una hartura de las grandes porque:

– A pesar de que has tenido un día de los malos, malos, de esos en los que te puedes poner realmente insoportable.

– A pesar de que le he tenido que decir al pare que viniera a casa pero a la orden de ¡YA! y se hiciera cargo de ti porque yo ya no tenía ni ganistas de verte.

– A pesar de que me has hecho enfadar tanto, tanto que no he tenido ni ganas de darte la teta.

– A pesar de que has sacado lo peor de mi y me has convertido en la bruja mala del cuento.

-A pesar de que has aburrido hasta a tu hermano, que para aburrirlo a él hay que tener buenos bemoles.

-A pesar de que finalmente todos hemos terminado el día bastante desquiciados por tu mal genio.

A pesar de esto, que así escrito son solo ocho lineas pero vivido se hace un día interminable, a pesar de todo, cuando finalmente se te ha acabado la pila a las doce de la noche (que se dice pronto), cuando has caído rendida  y te he visto toda despatarrada en la cuna disfrutando de tu sueño como si no hubiera mañana… a pesar de la mala baba que me corroía por dentro te he mirado, he sonreído y me he descubierto haciéndote masajitos en la espalda y dándote besos en el cuello que te han hecho sonreír.

Te tengo que querer una hartura porque esto a nadie más se lo perdono.

¡A nadie!

¡No te olvides de dejar tu comentario!

6 pensamientos en “Una hartura de las grandes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.