Mooncup. Experiencia personalísima.

mooncup

Desde febrero de 2010 hasta el día de hoy he tenido tres reglas. Sí, has leído bien. Tres reglas. Only three.

Ya me había olvidado de compresas, tampones, protege slips y demás inventos. Y con “demás inventos” entramos en la copa menstrual, en mi caso la Mooncup.

Yo no tenía la regla pero hace como tres años me compré una mooncup que nunca utilicé porque me quedé embarazada.Y ahí estaba el plastiquillo, cogiendo polvo y vagando de cajón en cajón y de mudanza en mudanza. Esperando silenciosa que alguien la usara. Y como a cada cochino le llega su San Martín el día uno de noviembre me vino la regla y el día dos la estaba usando.


Primerísima Impresión: 

Dios mío que grande. I can´t 

mooncup
 O sea que has parido dos niños y ¿no te entra una moon cup? ¡hombre ya! respira, relax and try. 
 

Poner la moon cup fue mucho más fácil que quitarla. Se hizo el vacío bien y no molestaba. El problema vino en el momento de quitarla porque yo había hecho un vacío tan macanudo que no lograba soltarlo. 

 
Respira, relax and try ¡Hay Omá!
 
Me costó, no puedo negarlo. Me costó sacar la moon cup de las narices. En ningún momento tuve la sensación de que no iba a salir en la vida pero pensé: para qué me meto yo nunca mejor dicho en estas historias. Hice los ejercicios de contracción que indican en la caja y logré pillarla bien y luego no sé ni cómo logre romper el vacío y sacarla.

 

Si somos sinceras he de confirmar que no lo pasé bien y casi desisto de un segundo intento pero la idea de volver a usar compresas o tampones era demasiado poco atractiva para mi body. Había que intentarlo de nuevo. 

Segunda impresión 

(Al día siguiente porque no quería volver a tentar a la suerte)



La situación mejoró, y mejoró muchísimo. Después de un día en el que me la puse y la quité varias veces la verdad es que acabé alucinada con la comodidad de la copa menstrual.  Para que me fuera más cómoda corté un poco del palito que sirve para agarrarla y la verdad es que una vez cogida la práctica no me arrepiento para nada de los 30€ que más o menos me costó (recordemos que la compré hace unos tres años y ahora mismo estoy en un nivel de memoria malo malísimo). 


No entiendo como es un producto tan minoritario porque es muy, muy cómoda. Una vez puesta no recuerdas que la tienes. Eso sí, yo solo me la he cambiado en casa, todavía no me encuentro preparada para cambiarla en un baño público.

Sinceramente la recomiendo. Entiendo también que es un producto que no está hecho para todas las mujeres pero estoy segura que ese rechazo inicial que puede ofrecer por su aparatosidad o necesaria manipulación desaparecería con el uso.

Para mí, la Mooncup sorprende 😉

Related posts:

¡No te olvides de dejar tu comentario!

10 Comment

  1. Yo la uso hace mas de un año y ahora pienso en lo que me habria ahorrado tantisimos años de compresas y tampax!! Y la comodidad!

    1. Verdad? La verdad que lo que más me sorprende es que no es nada conocida con lo buena que es.

      Un saludo 😉

  2. Pues yo la compré y la he intentado usar en esta última menstruación… Fatal. Te cuento, porque igual me puedes ayudar con tu experiencia.

    Primero, yo creo que no se abrió dentro, y la notaba. Notaba como que me bajaba hacia abajo. Y pensé, eso es que me la he metido poco. Luego la giré un poco para que se abriera y la subí más para arriba. Me puse una compresa por si acaso, y efectivamente, manché… Luego llegó el tema… ¡No podía sacarla! Probé, probé… Probé… Y cuando ya estaba a punto de llamar a mi marido para que me la intentara sacar él, Jajajajajajaja, lo conseguí. Bueno, me dejé todo “el tema” dolorido maja. Y dije, ala, el mes que viene vuelvo a probar.

  3. Verónica a mi me pasó igual que a ti al sacarla y quedé igual de dolorida. Ese día ya no la pude volver a usar y además no tenía ni ganas de verla porque al sacarla había magullado la zona. Al día siguiente fue todo mucho más fácil. Yo tampoco creo que me la pongo correcta al 100% porque tengo alguna marchita en la ropa interior pera vamos de esas manchas yo casi nunca me libro.

    De verdad te recomiendo que lo vuelvas a intentar porque cuando está bien colocada la sensación es de que no tienes absolutamente nada. Lo que hay es que pillar el truquillo sobre todo al sacarla.

  4. La verdad es que está en mi lista de después de dar a luz. La otra vez me bajó la regla a los 4 meses, así que temo que de nuevo este verano tendré visita. Y la verdad es que quiero probarla. Ya anoto que el primer día no es un camino de rosas, jeje, que yo soy muy torpe…

  5. Exacto almu no te quedes con la primera impresión porque es bastante regular pero luego realmente sorprende 😉

  6. Conozco a mucha gente (que además no se conocen ) que me la han recomendado y creo que es de lo mejor para la salud pero aun no me he animado a usarla y ahora leyendote me has dado el empujón que me faltaba así creo que en eMero me la pido y a ver que tal… Te contare!

    1. Vanesa de verdad que yo comencé a leer sobre los tampones y les pillé tirria. Anímate a probarla verás que te convence.

  7. Tengo muchas ganas de probarla desde hace tiempo porque las compresas se me hacen incómodas y ya casi.no puedo.con los tampones, me molestan muchísimo! Pero todos los meses me pasa lo mismo, en la farmacia es carisimo, en.carrefour.solo tienen la talla grande y por.internet nunca me decido. Debería aprovechar y hacer la.compra ahora antes de que lo.olvide otra vez jeje. 😛
    Besitos!

    1. Yo le di una de vueltas antes de comprarla… Y luego no la usé dos años!!!!! Jijijijijii

Deja un comentario

*