Mi lactancia en tándem (V). Ahora cuesta compartir.

Categorías General4 comentarios

La que llegó más tarde ahora le cuesta compartir.

Últimamente La Pequebella está un poco remolona. Ahora tiene una nueva forma de mamar: ha decidido que lo que ella quiere es ir alternando las tetas, esto quiere decir que está un poquito aquí, un poquito en la otra y luego vuelve a la teta de origen. Por decirlo de alguna manera: quiere tener el cotarro bien controlado y saber perfectamente cómo se encuentran “sus” propiedades.

La cosa es graciosa hasta que está su hermano de por medio. Su hermano compartió lo más preciado que tenía a sus dos años de vida, las tetas de su madre. Las compartió sin rechistar, en un acto de generosidad maravilloso y absolutamente natural. Recuerdo como hoy su sonrisa cuando vio que su hermana también  mamaba. Aquella cosa chica por lo menos sabía mamar se diría él.


Para compartirlas hicimos un trato que consiste en que mientras maman, una tetilla es para cada uno. Cada uno tiene su propiedad. Su balón redondo de leche.

Ahora cuando él quiere mamar coge su teta, normalmente la derecha. La hermana lo ve y viene desde dónde esté a buscar su ración. No importa lo que esté haciendo porque ella SIEMPRE también quiere. Y quiere hacer su baile de San Vito, una, otra, una, otra.

El hermano flipa en colorines porque ella quiere invadir su propiedad, pero él se ríe y sigue mamando. Entonces ella grita, llora, puede que le de un cachetón a su abnegado hermano y su ira de hermana pequeña se convierte en drama épico. Todo es muy rápido y termina en 30 segundos cuando yo digo un enérgico: ¡NO!

Entonces las aguas se calman y ella vuelve a mamar tranquilamente de su teta, como si no hubiera pasado nada. Su hermano sigue a lo suyo porque ese drama no iba con él.

Ahora resulta que es a ella a la que le cuesta compartir. Ella que es la pegatina de su madre quiere todo para ella. Su hermano, que sí supo lo que era ser hijo único, no anhela estar sólo  mientras tanto ella pareciera que quiere recuperar el tiempo perdido.

¡No te olvides de dejar tu comentario!

4 pensamientos en “Mi lactancia en tándem (V). Ahora cuesta compartir.

    1. Hola Mar me alegro de que vaya todo bien con tu nueva forma de lactancia. Es de las mejores cosas que les podemos dar y verlos juguetear mientras se alimentan es tan bonito 😉

    1. Buenos días Regina. Gracias por pasarte por aquí. Quién me iba a decir a mi en el primer embarazo que mi hijo mayor iba a tomar tanta teta y que haría tándem con una hermana????? La vida te sorprende y eso es lo mejor de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.