La pieza favorita

Categorías Sin categoría5 comentarios

La pieza  favorita es esa pieza de ropa que tu hijo o hija quiere ponerse todo los días.

Cuando los hijos son bebés uno le pone lo que mejor le parezca como madre y padre y todos contentos. En cuanto tu retoño asoma un palmo del suelo la cosa cambia y pasa a querer. Quiere comer solo, quiere jugar sólo no espera, eso no, quiere limpiares el culo solo, quiere ducharse solo, quiere vestirse solo y además quiere elegir él o ella solito su ropa.

¡Ahí la hemos liado! Comienzan las combinaciones más estrafalias de colores, prendas e incluso estaciones. Todo es válido y es maravilloso que ellos solitos decidan qué quieren ponerse.

El problema es cuando aparece la temida pieza favorita: esa prenda de ropa que tu hijo se quiere poner para dormir, para ir al cole, para comer… para todo. Todos los días.

En nuestro caso es esta la pieza favorita. Una bonita prenda acrílica, sí, sí acrílica heredada de su primo favorito.

Ella misma, con estilo propio


Se la empezó a poner más o menos con año y medio y le servía de traje. Ahora con tres y medio se la sigue poniendo y ya le queda como un crop top (toma palabro de mola. Si estás tan poco puesta como yo son esas camisas que se usan de nuevo ahora que enseñan el ombliguete. Un horror muy grande).

Aquí es el momento en el que la logística falla. Y falla por todos lados. Sólo tenemos una camiseta favorita y siete días de la semana. De entrada la balanza es desproporcionada ¿Qué nos queda? Lavar -tender- recoger por la mañana directamente del tendedero -poner -lavar… y así casi todos los días. Menos mal que es acrílica y sale seca de la lavadora, las telas casi plásticas es lo que tienen. Y oigan, será acrílica pero el color no lo ha perdido desde que el primo la usó por primera vez. No tiene ni una borla la malnacida.

Pues en esas estamos: en una vorágine loca de lavar, secar, poner y ensuciar. 

¿Aguantará la prenda fetiche un verano más?

¿Es mi hijo el único que tiene esta obsesión camisetera? 

¿Se hereda y la hermana irá por el mismo camino?
¡No te olvides de dejar tu comentario!

5 pensamientos en “La pieza favorita

  1. Mi hija de momento es bebé y no se ha definido, pero servidora con unos 10-11 años (vamos que no era pequeñita precisamente) tenía una cazadora roja, una graham hill de esas impermeables que llevaba puesta con un gusto tremendo.

    En Valencia en pleno agosto… no digo ná y lo digo tó. Ya podía sudar como un pollo, que lo bien que me sentía yo con esa cazadora lo compensaba todo 😀

    La de veces que rescaté esa cazadora de la basura no las puedo ni contar…

    1. Jajajajajaja Hola Eva encantada de que te pases por aquí. Me has hecho recordar que yo tenía unos vaqueros en el instituto que eran mis vaqueros de la suerte. Me los ponía muchísimo pero cuando no podían faltar de ninguna de las maneras era cuando tenía examen.
      Al final El Principito va a tener a quien salir y todo :)))

      Besitos 😉

    1. ¡Hola Regina! Me da que este es un club bastante grande. En facebook ya me han comentado que hay pantalones, favoritos, zapatos favoritos y camisetas favoritas… al final conseguiremos un armario entero de prendas fetiches.
      Besines 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.