La pegatina

blogger-image-2112092648
A la pequebella le ha puesto el papá un mote: La Pegatina.

Es mi pegatina. La tengo pegada, adherida o tatuada al cuerpo. Ustedes pueden elegir.

Siempre, siempre quiere estar conmigo. Es raro que de propia inicitativa pase de mis brazos a los brazos de otra persona. Con el papá sí se suele ir pero ni con la abuela, ni con la sobrimadre, ni con el primo ni ná. Sólo quiere estar conmigo. Encima de mí o a mi lado.

Amores de madre e hija

Así suena preciosísimo y la mar de amoroso. Suele serlo. Pero a veces no. A veces ir a hacer pipí por quinta vez con la pequebella a cuestas no es del todo bonito :S A veces el humor se me agria y me dan ganas de salir corriendo y respirar. Parece que no me llega el aire a mis pulmones.


Otras veces ese amor desmedido es mi bendición. Ese agobio que siento por días se convierte en mi mayor alegría y mi orgullo. De todas las personas del mundo ella sin reparos me elige a mí. Sólo a mi. Entonces me aprovecho de ese querer tan grande porque sé que es una etapa fugaz. Intento aprovecharla como puedo porque como he escrito un millón de veces aquí… el tiempo se me escapa entre mis pequeñas manos.

Related posts:

¡No te olvides de dejar tu comentario!

2 Comment

  1. Enhorabuena por el blog. Me pasa algo muy parecido con mi pequeña. Lo importante es aprovechar de ellas ahora que cuando se hagan mayores seguro que echamos mucho de menos estos momentos.

    Un saludo!

  2. Me pasa lo mismo con mi petite. Adorable. Aunque ya hay ratos que pasa de mi.

Deja un comentario

*