La parte desconocida

Hoy el principito cumple 18 meses ¡Año y medio desde que decidió llegar a este mundo sin saber muy bien al lugar al que llegaba!

Han sido 18 meses de un niño muy llevadero, tranquilito y que se entretenía con cualquier cosilla… hasta ahora, porque el pequeño príncipe lleva más o menos como un mes (no sabemos si a causa del disloque de la mudanza) con unos ataques de rabietas que me dejan con la boca abierta y los nervios temblando.

Yo tengo carácter, el padre carácter tiene y era lógico esperar que el niño no fuera una balsa de aceite pero es que está comenzando a mostrar su carácter y ya no hay dudas: el niño es testarudo y tiene la cabeza más duda que una piedra.

¡Qué se le va a hacer! Paciencia, cariño y aplomo porque a veces cuando el muchacho dice no y yo sí… furia de titanes se quedó en un teaser.


Lo más gracioso es que tal cual es el niño del exorcista al minuto y medio es un oso amoroso abrazado a su corazoncito, montado en una nube y radiante de paz y felicidad…

¿Pueden esas famosas rabietas  de los dos años adelantarse medio año? y si no es así… ¿venden valium a granel? 😉

Related posts:

¡No te olvides de dejar tu comentario!

3 Comment

  1. Felicidades Principito!!!! Es normal que ese genio salga a la luz!! y es bueno, tiene que ir formando su propio caracter y eso a veces es complicado. Muchisima paciencia guapa!

  2. Aaaaay! No te queda nada… A Daniel le pasó lo mismo. Empezó pronto. Y van perfeccionano la táctica :S

    Estos niños son realmente sorprendentes.

Deja un comentario

*